¡Hola! Ya puedes comprar por email en MeriTomasa desde tu país, United States: consulta envíos internacionales.

¿Qué es el oro de 18 quilates?

¿Qué es el oro de 18 quilates?

Seguro que te suena lo del "oro de 18 quilates" (o kilates), pero... ¿y qué es un quilate? ¿Un quilate es un quilo tal como lo dicen en México, Colombia, Costa Rica, Perú, Bolivia y en algunos otros países de América Latina? ¿Un quilate es un quilo de oro y se dice así porque pesa mucho más que un quilo de plata o de cualquier otro metal? ¿Juntando lo uno y lo otro, por eso se dice "quien tiene un cuate, tiene un quilate"?

¡Error! Todas las respuestas anteriores son incorrectas :-)

Un quilate (abreviado K o kt) es una medida de la pureza de un metal precioso. No es una medida de peso: es una medida de proporción. Viene de la Edad Media y se utilizaba en Europa hasta la invención del sistema métrico decimal, pero se ha mantenido hasta hoy en día para el metal precioso por excelencia: el oro.

Un quilate es una medida antigua, previa a la invención del sistema métrico decimal, que consiste en dividir un metal precioso en 24 partes e indicar cuántas de ellas son de ese metal y cuántas otras se corresponden con otros metales con los que se ha realizado una aleación. Por ejemplo, el oro de 18 quilates tiene 18 partes de oro y 6 partes de otros metales, como plata o cobre.

Un quilate es la veinticuatroava parte (1/24) de la masa total de la aleación que compone un metal precioso. Es decir, si dividimos en 24 partes una pieza de oro, cuántas de ellas son oro puro y cuántas otras son otros metales. Por ejemplo, si una joya está hecha con oro de 18 quilates, significa su aleación está hecha de 18/24 partes de oro. En otras palabras: tiene una pureza del 75%, o de 750 milésimas de cada gramo. En cambio, una joya de 24 quilates está hecha de 24/24 partes de oro y por lo tanto es de oro puro (aunque el oro "puro" no existe al 100%, y por eso hablamos de 999,9 milésimas por gramo cuando compramos un lingote de oro).

¿Y por qué se hacen aleaciones en lugar de hacer joyas de oro puro?

El oro y la plata puras existen en la naturaleza, pero no se utilizan en joyería porque son demasiado blandos y las joyas se dañarían con facilidad. Por eso, en joyería trabajamos con “plata de ley” y “oro de 18 quilates”.

El oro de 18 quilates o la plata de ley son aleaciones: mezclas de oro o plata con otros metales. ¿Y por qué hacemos aleaciones? Para que los metales resultantes sean más fuertes y resistentes, tanto para el trabajo en el taller como para lucirlos después como joyas. En el caso de la plata, os lo cuento con todo detalle en otro post: ¿Qué diferencia hay entre plata fina, plata de ley, plata esterlina, plata 925 y plata alemana? Y con el oro de 18 quilates sucede exactamente lo mismo.

En joyería no se trabaja con oro puro. Siempre le ponemos un puntito de otros metales para endurecerlo y para cambiar o no su color. En el caso del oro amarillo de 18kt lleva 750 milésimas de oro puro, 125 milésimas de plata pura y 125 milésimas de cobre puro por gramo.

¿Qué es el "oro puro"?

El oro puro es un metal precioso blando de color amarillo. Su símbolo es Au (del latín aurum, que significa "brillante amanecer"). Es uno de los metales preciosos más utilizados en joyería por su composición y por ser muy difícil de encontrar. Tiene tres grandes ventajas. La primera, su hermoso color amarillo brillante, que se relaciona en las culturas milenarias con el Sol, la divinidad o la energía activa de la naturaleza. La segunda, que no reacciona con la mayoría de los productos químicos: es decir, que es muy difícil que se oxide. La tercera, que también es muy difícil que genere alergias, a diferencia de otros metales preciosos como la plata.

Si compras oro para inversión, probablemente te venderán un lingote de 999,9 milésimas. Eso significa que de cada gramo, 999,9 milésimas son de oro puro (siempre hay alguna impureza: la pureza al 100% no existe). Hablando en quilates en lugar de milésimas, el oro puro es oro de 24kt. Pero ese oro no sirve para trabajarlo en joyería puesto que es un metal demasiado blando. Con el roce se puede desgastar, y con los golpes sufre y se deforma demasiado. Por eso en joyería lo aleamos con otros metales, como la plata o el cobre, y a partir de ahí trabajamos con oro de distintos quilates.

Trabajamos con oro de distintos quilates... para empezar en función de si utilizamos el oro para joyería o para otras cosas. No es lo mismo el oro que utilizan los dentistas que el oro que utilizan los joyeros y orfebres. Por ejemplo, los dientes de oro suelen ser de 22 o 23 quilates, porque al ser más blanditos se adaptan mejor a los golpes que hacemos al masticar. Son más cómodos y duraderos. Se pueden desgastar, pero no quebrar por su dureza. En cambio, en joyería necesitamos trabajar con un metal más duro, y, por tanto, con menos quilates.

¿Qué es el "oro de 18kt" y el "oro de 14kt" y el "oro de 9kt"?

¿Y de cuántos quilates es el oro con el que trabajamos en joyería? Depende de "la ley". Es decir, de la normativa de cada país o de cada cultura. Por ejemplo, en Alemania trabajan los 9kt (375 milésimas) y los 14kt (585 milésimas), porque es una cultura más austera y menos "postureta". En España, en cambio, se trabaja con oro de 18kt: en cada gramo debe haber 750 milésimas de oro puro. En general, en los países anglosajones o de cultura protestante, se trabaja con aleaciones más baratas y austeras, mientras que en los países de cultura católica son más valoradas las aleaciones más caras y exclusivas, como el oro de 18 quilates.

El oro de 18 quilates tiene 18/24 partes de oro y 6/24 partes de otros metales. Esa es "la ley" (o la norma habitual) en países como España. Pero no es la única opción: depende de cada país y cada cultura. En los países anglosajones o protestantes, también es habitual ver joyas de 9 quilates o de 14 quilates. En La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa sigo la ley española y por tanto mis joyas de oro son de 18 quilates.

Esa es "la ley", o pureza, de una joya de oro. Consiste en una norma para poder informar al cliente de la pureza del metal, que tiene mucho que ver con su precio. Podemos trabajar con otras leyes (9kt, 14kt...) siempre y cuando lo informemos con claridad. En La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa sigo la ley española y mis joyas de oro son de 18 quilates.

¿Y esa pureza se aplica igual al oro amarillo, al oro rosa y al oro blanco? Te lo cuento con todos los detalles en mi próximo post...

Añade un comentario

* Nombre:
* Email: (No se publica)
   Web: (URL con http://)
* Comentario: