Eliphas Lévi, creador del tetragrammaton

Eliphas Lévi, creador del tetragrammaton

Si has echado un vistazo por Internet seguro que has visto un montón de páginas donde se habla del pentagrama esotérico, el tetragrammaton, y te cuentan que es un compendio de símbolos milenario, que utilizaban los antiguos judíos del año 840 antes de Cristo, o los primeros cristianos en las catacumbas y los alquimistas de la Edad Media. Falso. Todo incorrecto. En Internet es muy fácil copiar un poco de aquí y un poco de allí para crear contenidos sin saber mucho de lo que se habla…

En realidad, muchas veces se confunde el tetragrammaton en su sentido más original, el nombre de Dios escrito en hebreo, que efectivamente nació muchos siglos antes de Cristo, con la figura esotérica del tetragrammaton, que es una figura mágica que reúne en un pentagrama los principales símbolos del judaísmo y el cristianismo. Te lo cuento en mi post: ¿Qué es el tetragrammaton?

Pero, y entonces… ¿Quién creó la figura esotérica del tetragrammaton? ¿Y en qué año? ¿Fue muchos siglos antes de Cristo, en la Torá hebrea? ¿Fue cuando los romanos, mientras los cristianos se escondían en las catacumbas? ¿Fue en la Edad Media, para exorcizar la peste negra y otras calamidades? ¿Lo inventaron los arquitectos que construyeron la abadía de Westminster y ubicaron el famoso pentagrama en la ventana oeste del ala sur? ¿O fue quizás una creación del Renacimiento, en el nuevo despertar del humanismo? ¿o es aún posterior, un fruto tardío de la Ilustración?

El creador del tetragrammaton tiene nombre y apellidos. Se trata de Eliphas Lévi, que es un pseudónimo del sabio erudito, mago y escritor ocultista francés Alphonse Louis Constant (1810-1875). En la foto superior, verás una foto suya de 1862, pocos años después de crear el tetragrammaton: Eliphas Lévi creó el tetragrammaton entre 1851 y 1854, incluyéndolo en la publicación de su libro más popular: “Dogma y ritual de la alta magia” (en el francés original: “Dogme et rituel de la haute magie”).

Por tanto, ni alquimistas de la Edad Media, ni año 3000 antes de Cristo. El tetragrammaton es una invención muchísimo más moderna, de mitades del siglo XIX, pero eso no le quita valor, sino todo lo contrario: el tetragrammaton es precisamente el compendio de esos muchísimos siglos de historia de las religiones abrahámicas como el cristianismo y el judaísmo, y del poso clásico y antes pagano donde se sustentan, cuidadosamente sintetizados con el filtro de la erudición de Lévi en su tetragrammaton.

¿Quién era Eliphas Lévi?

Eliphas Lévi era hijo de una familia muy pobre e ingresó en el seminario para hacerse sacerdote y labrarse un porvenir. Allí inició sus estudios en teología, que completaría en toda una vida dedicada a la erudición, pero no llegó a ingresar en el sacerdocio. Es conocido como sabio erudito, profundo conocedor de la Cábala y la Bíblia, pero también de las artes adivinatorias, sobre todo del Tarot, y las Ciencas Ocultas. Tuvo contacto con los círculos rosacruces en Inglaterra y con la masonería en Francia, y fue profesor particular de Ciencias Ocultas para otros eruditos, nobles y sacerdotes. También conoció y tuvo amistad con grandes personalidades de la política y la cultura de su tiempo, como Flora Tristán, Honoré de Balzac, Alejandro Dumas o Victor Hugo.

Se considera a Lévi como uno de los padres fundadores del ocultismo moderno. Las ciencias ocultas derivan del estudio de la magia y de las artes adivinatorias milenarias, que durante el largo período de la Edad Media y la época moderna fueron perseguidas por la Inquisición.

En la Francia del siglo XIX, bajo el espíritu de la Ilustración, surge de nuevo el interés por el conocimiento de lo oculto, en el sentido de que esos conocimientos que, por haber sido perseguidos durante tantos siglos, habían permanecido ocultos a la ciencia y el conocimiento público. Pero ese interés resurge no en forma de superstición, sino con ese mismo aliento de la Ilustración y por tanto orientado a un estudio científico de lo oculto.

Eliphas Lévi es conocido, precisamente, por su entusiasmo por la ciencia y por la erudición: «La fe no es más que una superstición y una locura si no tiene como base a la razón, y no se puede suponer lo que se ignora más que por analogía con lo que se sabe. Definir lo que no se sabe es una ignorancia presuntuosa; afirmar positivamente lo que se ignora es mentir.» (Dogme et rituel de la haute magie).

Cuándo decimos que Lévi es el padre del ocultismo moderno… ¿significa que era un brujo?

Todo lo contrario. La magia que investiga Lévi no es la del hechizo, el embrujo o el juego de naipes. Lévi busca una ciencia de lo oculto: una serie consistente de conocimientos extraídos de las sagradas escrituras (especialmente hebreas y cristianas) para obtener los secretos del más allá y obtener su gracia y bendición.

Eliphas Lévi no es un brujo: es un profundo creyente de íntima convicción católica que además atesora un extenso conocimiento de las sagradas escrituras.

La principal tesis de Lévi es que todas las grandes religiones comparten una tradición esotérica que es universal: un compendio de ciencia de la magia que subyace en todas las religiones.

Este concepto del esoterismo como fuente de todas las religiones es original de Lévi y fue utilizado después por otros prominentes esoteristas como Madame Blavatsky y Papus. De hecho, Lévi inventa precisamente el término “ocultismo” y le da su orientación científica y opuesta a la palabrería de los magos y los vendedores de crecepelo.

Para Lévi, el ocultismo es ante todo estudio y profundo conocimiento de las religiones, especialmente de la Cábala judía y la Biblia cristiana, pero también de las artes adivinatorias, como el Tarot, capaz de explicar los misterios de la humanidad a los iniciados. En definitiva, Lévi busca una ciencia de lo oculto que incorpore la sabiduría común de las grandes religiones.

¿De qué va Dogma y ritual de la alta magia?

El título es muy explicativo:

  • Empieza por “dogma” porque lo primero que hace es explicar el sistema de pensamiento sobre el que sustenta la verdad de la magia, es decir, la ciencia de lo oculto, que es común a las grandes religiones. De hecho, podemos encontrar referencias a la Cábala y el Apocalipsis, el Petit Albert y la Tabula Smaragdina, los escritos de Paracelso o la obra de Ramon Llull...
  • ...y continua por “ritual” porque a continuación hilvana una serie de fórmulas e invocaciones, muchas veces en forma de figuras esotéricas, como el tetragrammaton, que salpican la segunda parte del libro.
  • Y “alta magia” viene de la voluntad de diferenciarse de la “magia“ de vendedor de crecepelo y los trucos de mago de circo. No es un libro de hechizos, ni de trucos para encontrar conejos en la chistera.

En resumen, si Eliphas hubiera escrito hoy en día, probablemente hubiera titulado su libro “Teoría y práctica de la magia de lo oculto”.

Entre estas fórmulas e invocaciones incluidas en la parte de la “práctica” está el tetragrammaton, que Eliphas presenta en el capítulo "5 E. El pentágrama. —El microcosmos y su signo. —Poder sobre los elementos y sobre los espíritus.".

En el inicio del capítulo aparece el famoso dibujo del pentagrama esotérico que verás en la imagen de este post, y sobre el que se define el patrón esotérico del tetragrammaton hasta nuestros días. Eliphas resume su función con las siguientes palabras: "El pentagrama expresa la dominación del espíritu sobre los elementos y es por medio de este signo como se encadena a los demonios del aire, a los espíritus del fuego, a los espectros del agua y a los fantasmas de la tierra".

Y lo describe con estas otras: "el pentagrama es lo que en la Cábala se denomina el signo del microcosmos, del cual Goethe ensalza el poder en el hermoso monólogo de Fausto (…) Un signo que resume, expresándolas, todas las fuerzas ocultas de la naturaleza. Un signo que siempre ha manifestado a los espíritus elementales y a otros un poder superior a su naturaleza, que les infunde temor y respeto y les obliga a obedecer, por el imperio de la ciencia y de la voluntad sobre la ignorancia y la debilidad". Te lo cuento con todo el detalle en mi post ¿Qué significan los símbolos del Tetragrammaton?

Colección Tetragrammaton de MeriTomasa

La diferencia principal de mis tetragrammatones respecto a las producciones seriadas que puedes encontrar en otras webs es la calidad y la elaboración artesanal. Yo sólo trabajo con metales nobles (oro de 18k, plata de ley y cobre electrolítico). Y elaboro cada pieza artesanalmente. El resultado es un tesoro único, y de calidad. Más fuerte y duradero.

Los diversos modelos de Tetragrammaton de La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa comparten un diseño fiel al original. Lo único que cambia es el metal:

Puedes comprar online en mi web:

Collar Tetragrammaton Plata
Collar Tetragrammaton Plata
Plata de ley.
Desde 119€

Collar Tetragrammaton Baño de Oro
Collar Tetragrammaton Baño de Oro
Baño de oro. Desde 159€

Collar Tetragrammaton Oro, Plata y Cobre
Collar Tetragrammaton Oro, Plata y Cobre
Tres metales. Desde 309€

Collar Tetragrammaton Oro
Collar Tetragrammaton Oro
Oro amarillo 18kt.
Desde 1.239€

¿Y tú, ya has elegido tu tetragrammaton?

Añade un comentario

* Nombre:
* Email: (No se publica)
   Web: (URL con http://)
* Comentario: