Contacta con MeriTomasa y lo hablamos por email. No puede realizar pedidos desde su país. United States

Aguja de Solapa Bastón de Esculapio

Plata de Ley

imp-0266

Aguja de solapa Bastón de Esculapio, símbolo de la medicina. Regalo de Pablo para su Asclepio particular.

Diseño personalizado, con el bastón texturizado y oscurecido para imitar la corteza de un árbol y la serpiente pulida para ganar contraste y con la boca cerrada. Acabado en forma de aguja de solapa.

Pieza única. No está a la venta, pero puedo diseñar una personalizada para ti: ¡Rellena el formulario y te envío presupuesto sin compromiso!

Más detalles

Ficha técnica

ColecciónPieza única
CategoríaImperdibles
MaterialPlata de Ley
Longitud35mm
Año2018

Más

Personalizando a la serpiente come-retos

Bastón de Esculapio

Retrato robot de un Bastón de Esculapio

Pablo quiere regalarle un bastón del Esculapio a su Asclepio particular y buscando por Internet ha visto mis versiones en forma de colgante y de llavero. ¿Qué mejor amuleto para un futuro médico? Decidimos dar textura de madera al bastón y mantener la serpiente lisa para crear contraste entre uno y otro elementos.

Pablo personaliza cada detalle: bastón sin pomo, con la cabeza de la serpiente un poco más abajo, con la boca cerrada y los milímetros totales de longitud de la aguja.

El bastón de Esculapio

Esculapio con ricitos

Esculapio era un joven hipster homérico, con una melena por la que suspiraban todas las troyanas.

El bastón de Esculapio (o Asclepio, en la tradición griega) es el símbolo de la medicina. Consiste en un bastón con una serpiente enroscada. Es un emblema viejuno donde los haya: aparece unos 800 años antes de Cristo, en los tiempos de Homero, el autor de la Odisea o la Ilíada (seguro que has visto los youtubes :)

Hoy en día el bastón de Esculapio es el emblema del cuerpo médico del ejército en diversos países: Reino Unido, Alemania, Suecia, Francia, México o Filipinas. En 1912, la American Medical Association adoptó el símbolo de Esculapio como emblema oficial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo usa desde su fundación en 1947.

«Asclepio» para los griegos. «Esculapio» para los romanos. «El tío del bastón de serpiente» para los amigos.

Asclepio existió realmente en Tesalia, y fue un médico famoso en su tiempo. Para decirlo en contemporáneo, era un influencer de los que cobran una millonada. Tras su muerte fue deificado y comenzó la leyenda. Fue venerado en Atenas y Corinto, y en Pérgamo, ciudad donde nació Galeno. Sus atributos, la serpiente y la vara, ya preexistentes en la antiguedad, se combinan en su símbología. La vara es el símbolo de la profesion médica, y la serpiente, que muda periódicamente de piel, simboliza el rejuvenecimiento. Los griegos la llamaron Asklepios y los romanos Aesculapius.

La serpiente representada en el bastón de Esculapio se corresponde con la especie Elaphe longissima, de color amarillo y negro y de uno a dos metros de largo. Es habitual encontrarla en las ruinas de los templos romanos del sur de Europa. La literatura antigua atribuye a los sacerdotes de Epidauro que bajo su influjo conseguían curas milagrosas y también que estas serpientes chupan las heridas de los pacientes, cosa muy poco probable desde un punto de vista científico. El dicho en italiano queda que ni pintado: «se non è vero, è ben trovato».

Asclepio es uno de los mentores por los se comprometen los médicos al realizar el juramento hipocrático, en su inicio:

Juro por Apolo médico, por Asclepio, Higía y Panacea, por todos los dioses y todas las diosas, tomándolos como testigos, cumplir fielmente, según mi leal saber y entender, este juramento y compromiso...

Amamantado por una cabra, apadrinado por un centauro y acompañado de una serpiente

Bastón de Esculapio

El centauro Quirón instruyendo al bueno de Esculapio, en una vasija homérica.

Según la mitología griega, Asclepio era hijo de Apolo y de Coronis, hija de Flegias, rey de Tesalia. Apolo enfureció porque Coronis estaba enamorada de Isquis, hijo de Eilat, y concibió un hijo con él, Aclepio (Esculapio, en la tradición romana). Al nacer, Apolo lo abandonó en el monte Títion, donde fue amamantado por una cabra. Un pastor encontró al niño y lo entregó al centauro Quirón, que le enseñó la medicina.

Ya de mayor, Asclepio estaba asistiendo a Glauco, cuando, de repente, este cayó mortalmente herido por un rayo. Apareció en la habitación una serpiente y Asclepio la mató con su bastón. Entonces entró otra serpiente y revivió a la primera metiéndole unas hierbas en la boca. Con estas mismas hierbas, Asclepio consiguió resucitar a Glauco.

A ruegos de Plutón (Hades, en la tradición griega), Dios de los Infiernos, Júpiter (o Zeus, en la tradición griega) hizo morir a Asclepio porque curaba a demasiados enfermos y resucitaba a los muertos, como por ejemplo a Hipólito, hijo de Teseo, y el inframundo se estaba quedando desierto. Intercedió por él Apolo, y finalmente Asclepio quedó inmortalizado entre las estrellas del cielo. Según otra leyenda, Zeus optó por anular la capacidad (hoy diríamos «el súperpoder») de la resurrección y permitió únicamente la de sanación. De ahí que Asclepio/Esculapio sea el patrón de la medicina.

Sobre La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa

La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa está especializada en joyas personalizadas hechas a medida para todos los gustos y presupuestos: alianzas, diademas, pendientes, colgantes, broches, pulseras, anillos, tiaras… Mi propuesta de valor es crear productos donde seas tú quién decida la forma, los materiales, los acabados… Que puedas formar parte del proceso de fabricación y así empezar a llenar el objeto de algo más sensible que la fastuosidad que aporta el metal. Es un trabajo más íntimo, romántico, exclusivo y de calidad.

Así que no lo pienses más: rellena el formulario y cuéntame cuál es tu idea. Te calculo rápidamente presupuesto sin compromiso. ¡Todo es posible en la Fábrica de Tesoros de MeriTomasa!

Reseñas

Escribe tu opinión

Aguja de Solapa Bastón de Esculapio

Aguja de Solapa Bastón de Esculapio

Aguja de solapa Bastón de Esculapio, símbolo de la medicina. Regalo de Pablo para su Asclepio particular.

Diseño personalizado, con el bastón texturizado y oscurecido para imitar la corteza de un árbol y la serpiente pulida para ganar contraste y con la boca cerrada. Acabado en forma de aguja de solapa.

Si te gusta este tesoro, también te gustará...