Contacta con MeriTomasa y lo hablamos por email. No puede realizar pedidos desde su país. United States

Anillo Atlante en Oro y Plata

Plata de ley y oro amarillo de 18kt

Anillo Atlante realizado en oro y plata.

¡Sin trucos ni baños! Todos los materiales son macizos. Elaboración sobre pedido: cada anillo es único.

Versión premium: el diseño característico del anillo Atlante consiste en que las tres líneas paralelas son de plata, oro y cobre. En esta versión las tres líneas paralelas son de oro. Acabado pulido.

También puedes ver el anillo Atlante en plata o el anillo Atlante en oro, plata y cobre

¡Packaging exclusivo MeriTomasa incluido + Envío gratis!

Y si te gusta pero lo preferirías con algún cambio... ¡Cuéntamelo y lo hablamos!


¿No sabes la talla de tu dedo? Descúbrela con este práctico Medidor de Tallas de Anillos de MeriTomasa

Más detalles

30 artículos

  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35

Ficha técnica

ColecciónAtlante
CategoríaAnillos
MaterialPlata de ley y oro amarillo de 18kt
Grosor6mm

Más

¿Por qué comprarlo en MeriTomasa?

Diseño del anillo Atlante en La Fábrica de Tesoros de MeriTomasaDiseño del anillo Atlante en La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa.

¡Sin trucos ni baños! Si has echado una ojeada por Internet es muy posible que lo hayas encontrado más barato: posiblemente habrás visto anillos Atlante sólo en plata de ley (o plata de menor calidad) o realizados con otros metales (como acero inoxidable o cobre). Otro truco que te recomiendo tener en cuenta es que preguntes si el oro es macizo o han producido en serie el anillo Atlante en plata y luego han añadido el oro con un baño.

La diferencia principal de mis anillos Atlante respecto a las producciones seriadas que puedes encontrar en otras webs es la calidad y la personalización. Yo sólo trabajo con metales nobles (plata y oro de ley). Y elaboro cada pieza artesanalmente. El resultado es un anillo único, y de calidad. Más fuerte y duradero.

Versión premium: el diseño característico del anillo Atlante consiste en que las tres líneas paralelas son de plata, oro y cobre. En esta versión las tres líneas paralelas son de oro.

Comparativa de los 3 modelos del anillo Atlante de MeriTomasa

Los tres modelos de anillo Atlante de La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa comparten un mismo diseño. Lo único que cambia es el metal precioso con el que forjo las tres paralelas de la parte central del anillo. Este cambio no es baladí: implica diferencias substanciales en el precio puesto que un gramo de oro es muchísimo más caro que un gramo de plata. También implica diferencias substanciales en función de para qué quieras usar tu anillo.

En esta tabla comparativa puedes ver las diferencias:

Atlante en plata
Anillo Atlante en plata de ley
Atlante en oro, plata y cobre
Anillo Atlante en oro, plata y cobre
Atlante en oro y plata
Anillo Atlante en oro, plata y cobre
Material100% plata de ley60% plata de ley.
40% oro de 18kt, plata de ley y cobre electrolítico.
60% plata de ley.
40% oro de 18kt.
Precio95€, IVA incluido.Desde 195€ hasta 270€ (depende de la medida Tatum), IVA incluido.Desde 280€ hasta 450€ (depende de la medida Tatum), IVA incluido.
En pocas palabrasEl diseño clásico del anillo Atlante, pero realizado únicamente en plata de ley, de manera que resulta más económico.El diseño clásico del anillo Atlante, con las tres secciones centrales forjadas en tres metales diferentes (oro de 18kt, plata de ley y cobre electrolítico) y el resto del anillo en plata de ley.El diseño clásico del anillo Atlante, pero con una ejecución premium: las secciones centrales están forjadas únicamente en oro de 18kt y el resto del anillo en plata de ley.
Recomendado para...Believers pero no tanto :-) Una solución ideal para tener tu anillo Atlante a un coste mucho más accesible.Fans del esoterismo o del crecimiento personal en general y del Anillo Atlante como amuleto o canalizador de energías en particular. Esta es la versión más clásica y pura.Ideal como alianza de boda para amantes de las buenas energías, como joya para presumir con desparpajo o como amuleto o canalizador de energías personal para los fans más acaudalados.

Geometría sagrada: la proporción áurea y el número Phi

Perspectivas del anillo AtlanteDiversas perspectivas 3D del diseño del anillo Atlante de La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa: superior, perspectiva, posterior y derecha.

No soy ni maga ni sacerdotisa. No soy especialista en Feng Shui, Reiki, radiestesia o kinesiología. Y tampoco soy especialista en crecimiento personal o canalización de energías positivas. Soy joyera. Por eso en mi web te hablo poco de los beneficios y los usos del anillo Atlante. Mi misión no es explicarte cómo se activa o cómo usarlo como amuleto o como canalizador de energías. Si has llegado hasta esta página, quizás sabrás más del tema tú que yo, y según mi experiencia cada cliente espera de su anillo Atlante un uso o unos beneficios diferentes.

Mi misión como joyera es ofrecerte un anillo Atlante de primera calidad tanto en relación con los metales preciosos que lo conforman como en relación al proceso de diseño, forjado y acabado.

Sí que es cierto que me interesa mucho el tema del crecimiento personal y he hecho cursos de canalización de energías positivas, de manera que tanto des del punto de vista de joyera como des del punto de vista del crecimiento personal, hace años que diseño y forjo anillos Atlantes y me he esforzado en documentarme sobre su diseño y su proceso de fabricación óptimo.

El anillo Atlante es una pieza de geometría sagrada. Es decir, de la rama de la matemática que estudia las formas geométricas relacionadas con la divinidad o, en general, con todo aquello que trasciende a lo físico, como la mística o la filosofía. Se centra en las formas que están presentes en la naturaleza creada por los dioses (por ejemplo la hoja de un árbol) o que deben estar presentes en el diseño de las obras sagradas creadas por los hombres, como los templos (desde el Partenón de Atenas a las catedrales góticas europeas)... o los anillos Atlante.

En la actualidad, la geometría sagrada tiene muchas aplicaciones en técnicas de crecimiento personal o creencias y prácticas espirituales de origen oriental como el Reiki o el Feng Shui

Por ejemplo, Leonardo Fibonacci descubrió que el crecimiento de las plantas se produce siempre en un orden determinado. La secuencia es 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233... Si se divide un término de esta secuencia por el anterior, repitiendo el proceso el número se va acercando a 1,6180339 (89/55), coincidiendo con el número áureo definido por Euclides.

En la antiguedad, la geometría sagrada es típica de sociedades avanzadas científicamente (como la Grecia clásica), que siguen siendo profundamente creyentes en sus dioses, y por tanto relacionan sus avances científicos con el culto a la divinidad.

Seguro que hay muchos conceptos de la geometría sagrada que conoces. Uno es el número Pi: 3,1416.... Otro diferente es el número Phi: 1,6180339... El número Phi también es conocido con otros muchos nombres: número de oro, razón extrema y media,​ razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción. El número áureo y la sección áurea están presentes en todos los objetos geométricos regulares o semiregulares en los que haya simetría pentagonal, pentágonos o aparezca de alguna manera la raíz cuadrada de cinco.

Simbología del anillo Atlante: ¿Cómo se aplica la geometría sagrada, la proporción áurea y el número Phi al diseño de los anillos Atlante?

El anillo Atlante es un círculo que se divide en 5 partes iguales de 72 grados cada una, generando un pentágono harmónicoEl anillo Atlante es un círculo que se divide en 5 partes iguales de 72 grados cada una, generando un pentágono harmónico.

El anillo Atlante contiene un triángulo igual a la pirámide de KeopsRealizamos dos perforaciones en el eje polar y dos más que coinciden con la latitud 30º del planeta. Al unirlas entre sí generan un triángulo igual a la pirámide de Keops.

Al invertir el triángulo de Keops dibujamos otro triángulo, que señala la posición de las seis pirámides exterioresAl invertir el triángulo de Keops dibujamos otro triángulo, que señala la posición de las seis pirámides exteriores, de las cuales parten sendos triángulos exteriores hasta los orificios laterales.

Lo que hace único al anillo Atlante es que reúne en un pequeño artefacto buena parte de las directrices de la geometría sagrada, y en especial que todo el diseño del anillo está basado en la sección áurea o número Phi, a la par que está construido con metales preciosos que se equilibran entre sí. De ahí su uso como amuleto o canalizador de energías según múltiples tradiciones religiosas, esotéricas, místicas o de crecimiento y equilibrio personal.

La función fundamental del anillo Atlante es generar campos de energía sobre uno de los meridianos que fluyen a través de nuestro organismo y desembocan en nuestros dedos para que de allí se irradien a la totalidad de nuestro campo bioplasmático. Por eso nada en su diseño es gratuito: cada uno de sus materiales y formas tiene su motivo y significado:

  • El anillo Atlante es un círculo que se divide en 5 partes iguales de 72 grados cada una, generando un pentágono harmónico. En este diseño premium, las tres quintas partes inferiores son de plata y las dos quintas partes superiores son de oro macizo.
  • Dos metales: oro y plata: el oro se relaciona con el Sol (o Dios) y la energía activa de la masculinidad. La plata se relaciona con la Luna (o la Tierra) y la energía pasiva de la feminidad y la fecundidad. Los dos materiales compensan harmónicamente sus opuestos y facilitan la captación y conducción de la energía.
  • Realizamos cuatro perforaciones: dos en el eje polar (una en el norte y otra en el sur) y dos más que coinciden con la latitud 30º del planeta. Al unir entre sí las perforaciones del norte y ambos lados se dibuja un triángulo igual a la pirámide de Keops.
  • Al invertir el triángulo de Keops dibujamos otro triángulo, que señala la posición de las seis pirámides exteriores, de las cuales parten sendos triángulos exteriores hasta los orificios laterales.
  • En la parte interior, la línea del infinito, también llamada Lemniscata, es la figura que describe la forma de vibración de la energía. Su función es servir de multiplicador, suministrando energía positiva y extrayendo la energía negativa. De ahí que las líneas confluyan en las distintas perforaciones
  • En la parte exterior, de norte a sur, encontramos las tres secciones triangulares, que dan paso a seis pirámides, y éstas a sendos triángulos isósceles cuyo vértice marca la posición de los orificios laterales.

Desde el punto de vista bioenergético, el planteamiento es que los 4 orificios (norte, sur, este, oeste) son las vías a través de los cuales fluyen las energías: las positivas hacia el interior por los orificios de los triángulos isósceles y las negativas hacia el exterior por los orificios ubicados en el norte y el sur, formando así un circulo bioenergético que transforma permanentemente las energías negativas en positivas, que fluyen y se multiplican a través del la línea del infinito ubicada en el interior del anillo.

En el exterior, las tres secciones triangulares del norte forman una rejilla que absorve las energías y las distribuye hacia las seis pirámides geométricas y los dos triángulos isósceles en los que desembocan, que actuán como depuradores y conductores de estas energías hacia los orificios laterales en los que desembocan a su vez.

La leyenda de la Atlántida

Detalle del cuadro El relámpago de Zeus», del pintor ruso Léon Bakst (1908)La destrucción de la Atlántida, en el detalle del cuadro «El relámpago de Zeus», del pintor ruso Léon Bakst (1908).

El anillo Atlante toma su nombre de la civilización de la Atlántida, una potencia militar y cultural que Platón describe en sus diálogos Timeo y Critias, y ubica "más allá de las Columnas de Hércules" aproximadamente 9.000 años antes de Solón, es decir, aproximadamente 10.000 años antes de Cristo.

Según Platón, Solón supo de la existencia de la Atlántida a través de Egipto. La describe como una civilización antigua caracterizada por una gran evolución cultural y científica (por ejemplo, en el dominio de las matemáticas), que le permitió conquistar buena parte del oeste de Europa y del norte de África, hasta ser detenida por la ciudad de Atenas. En ese mismo momento una catástrofe, que no se describe, hizo desaparecer a la vez la isla y los ejércitos atlantes, «en un solo día y una noche terrible», como castigo de los dioses al excesivo orgullo con que los atlantes se habían comportado en su extenso imperio.

Platón utiliza el mito de la isla destruida para articular una parábola sobre una civilización que, cegada por su propio poder y esplendor, desafía a los mismo dioses, por lo que es castigada y destruida en un día y una noche.

Platón y Aristóteles, en La Escuela de Atenas de Rafael

Platón y Aristóteles, en «La Escuela de Atenas», de Rafael, 1512.

No existen fuentes históricas contrastadas que atestigüen la existencia real de la Atlántida. Por ejemplo, Aristóteles, discípulo de Platón, opina que la historia de la Atlántida es una ficción, inventada por su maestro: "El hombre que la soñó la hizo desaparecer". Otros autores antiguos como Estrabón, Plinio el Viejo o Plutarco no estaban tan seguros, pero tampoco se atrevieron a apoyar su existencia histórica.

Hoy en día la comunidad científica la considera una leyenda creada por el mismo Platón, o quizás un mito que el filósofo ateniense recogió de la cultura popular de su tiempo. En ese sentido, la Atlántida es un "mitema": un arquetipo generalizado en las mitologías de muchísimas tradiciones religiosas, culturales y filosóficas: la historia de una civilización antigua enormemente avanzada que de repente se colapsa y desaparece por una catástrofe natural, castigada por los dioses por su excesivo orgullo o su carácter impío. Es el mismo mitema que genera el mito del Diluvio universal en la Biblia, o en mitos anteriores o posteriores de las civilizaciones mesopotámicas, china, hindú o las de la América precolombina.

Habitualmente, un mitema tiene parte de historia y parte de estética: se basa en una lectura con tintes religiosos, culturales o filosóficos de hechos acontecidos en épocas remotas de las que no apenas si tenemos documentación.

De ahí que proliferen las conjeturas sobre si diversas antiguas civilizaciones pudieron ser la Atlántida y que numerosos autores hayan especulado esa posibilidad. Por ejemplo, quizás la Atlántida fue Tartessos (una civilización enigmática que floreció en el sur de la Península Ibérica, y por tanto al lado de las Columnas de Hércules). Otro ejemplo, la Atlántida fue la civilización minoica en Creta (una civilización anterior a la Grecia clásica, que también colapsó de manera súbita y poco documentada y que mantuvo notables intercambios comerciales y culturales tanto con la Grecia clásica como con Egipto).

Howard Carter y el anillo Atlante

El descubrimiento del anillo Atlante es casi tan controvertido como la existencia misma de la Atlántida. Según algunas fuentes, su hallazgo en una tumba egípcia corresponde al marqués d'Agrain, egiptólogo francés, en 1860, en el Valle de los Reyes, y posteriormente pasó a propiedad del radiestesista francés André de Bélizal, que junto a su familia lo popularizó y comercializó. Pero la versión más popular de su hallazgo es la que protagoniza el explorador y arqueólogo inglés Howard Carter.

Máscara funeraria de Tutankamón en el Museo Egipcio de El CairoMáscara funeraria de Tutankamón en el Museo Egipcio de El Cairo.

El 5 de noviembre de 1922, en el Valle de los Reyes, Howard Carter encontró la más famosa tumba real, la del faraón Tutankamon, el llamado «faraón niño». El día 24 del mismo mes, Carter y su patrocinador, el noble inglés Lord Carnavon, excavaron hasta la puerta sellada en donde aparecía un nombre hoy mundialmente conocido, TUT-ANK-AMON, y una leyenda esculpida para asustar a los saqueadores, la llamada "maldición del faraón": «La muerte vendrá sobre alas ligeras sobre quien estorbe la paz del Faraón».

Howard CarterHoward Carter

El 6 de abril de 1923 muere Lord Carnavon en el Hotel Continental de El Cairo. La causa de su muerte: una enfermedad desconocida. Así se iniciaron una serie de decesos, cuyas víctimas fueron personas que estuvieron relacionadas con el descubrimiento de la famosa tumba. No tardaron en seguirlo su hermano, su secretaria, el ayudante de Carter, tres colaboradores más... hasta completar un total de veintitrés víctimas.

El 19 de diciembre de 1966, crece la lista fatídica con el nombre de Mohammed Ibrahim, director del Museo de Antigüedades Egipcias. Acababa de firmar un convenio con diplomáticos y funcionarios franceses para que el tesoro de Tutankamon fuera exhibido en París, en Le Petit Palais. Al pasar la calle lo atropella un automóvil y muere días más tarde. En febrero de 1972, su sucesor, Gamal Mehrez, firma otro convenio para llevar nuevamente el tesoro de Tutankamon fuera de Egipto, esta vez a Londres. Sufre un derrame cerebral y muere.

La única persona que sobrevivió a esta racha de extrañas muertes fue, precisamente, el más "culpable" de todos, Howard Carter, que falleció en Londres, a los 66 años, el día 2 de marzo de 1939, casi 17 años después de haber profanado la tumba de Tutankamon.

¿Qué protección especial tuvo el célebre egiptólogo inglés? Carter estaba en posesión de un anillo, una coraza contra todas las desgracias que los más poderosos magos o brujas pudieran desearle: un anillo Atlante. El egiptólogo inglés lo había encontrado años antes en una de las tumbas del Valle de los Reyes, al principio de su carrera. Se trataba de la tumba de un sacerdote llamado Jua, donde los cuerpos de éste y de su esposa habían aparecido en perfecto estado de conservación.

Sobre La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa y mi colección de anillos Atlante

La Fábrica de Tesoros de MeriTomasa está especializada en joyas personalizadas hechas a medida para todos los gustos y presupuestos: alianzas, diademas, pendientes, colgantes, broches, pulseras, anillos, tiaras… Mi propuesta de valor es crear productos donde seas tú quién decida la forma, los materiales, los acabados… Que puedas formar parte del proceso de fabricación y así empezar a llenar el objeto de algo más sensible que la fastuosidad que aporta el metal. Es un trabajo más íntimo, romántico, exclusivo y de calidad.

Como todas mis piezas, mi colección de anillos Atlante está diseñada y forjada en mi taller de Manresa, a partir de encargos de joyas personalizadas desde 2006, de manera que puedes presumir de lucir una joya kilómetro cero de fabricación artesanal.

Cada anillo está hecho artesanalmente en un proceso único, sin moldes, con lo que ninguno de mis anillos es perfecto en todas y cada una de sus proporciones: todos tienen un "defecto" de décimas de milímetro aquí o allá, fruto de las imperfecciones humanas y de la calidez de la mano de la artesana, igual como seguro que tuvieron que ser imperfectos los anillos Atlante que realizaron los orfebres de la antiguedad.

Y si te gusta pero lo preferirías con algún cambio... ¡Cuéntamelo y lo hablamos!

Reseñas

grado 
08/05/2018

Anillo atlante

El anillo de los atlantes de la mano de una auténtica maga de la forja. Si buscas joyera, Meritxel Tomasa es el no va más.

    ¡Escriba su opinión!

    Escribe tu opinión

    Anillo Atlante en Oro y Plata

    Anillo Atlante en Oro y Plata

    Anillo Atlante realizado en oro y plata.

    ¡Sin trucos ni baños! Todos los materiales son macizos. Elaboración sobre pedido: cada anillo es único.

    Versión premium: el diseño característico del anillo Atlante consiste en que las tres líneas paralelas son de plata, oro y cobre. En esta versión las tres líneas paralelas son de oro. Acabado pulido.

    También puedes ver el anillo Atlante en plata o el anillo Atlante en oro, plata y cobre

    Si te gusta este tesoro, también te gustará...